English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Translate to your language!

Cómo ha cambiado mi vida desde que me convertí en madre-How my life has changed since I became a mother

Antes de convertirme en madre, mi vida era completamente diferente. Salía con mis amigos a diferentes lugares, podía pasar todo el día en un centro comercial sin cansarme, hacía varias actividades al mismo tiempo sin sentir que mi cuerpo ya no podía...

Todo esto cambió cuando tenía 28 años de edad; Dios me dio uno de los mejores regalos de mi vida: mi hija Nicole.

Al principio era difícil encajar en los horarios variables de sueño que aporta la maternidad, pero con el tiempo, mi cuerpo lo aceptaba y me convertí en una experta que se levantaba al amanecer para alimentar y cuidar a su pequeña.

Las cosas mejoraron cuando Nicole se volvió más independiente. Desde entonces he estado trabajando en mis proyectos y he luchado por mis sueños.

Fue en 2012, cuando nació mi segunda hija, cuando comencé a sentirme cansada con más frecuencia. Mi vida no sería la misma y lo tenía muy claro!

Aunque ser madre es una bendición, siempre he reconocido que las mujeres en general son guerreras, pero no hay duda de que cuando una mujer es madre se convierte en heroína. Los niños nos hacen más sensibles, llenas de amor y bondad, esos pequeños humanos que llevamos durante 9 meses en nuestro vientre, se convierten en la razón principal de nuestra vida diaria.

Melanie, mi segunda hija, me sorprendió porque no sabía que estaba embarazada, pero tenía claro que algo hermoso estaba sucediendo en mi cuerpo.

Hoy, después de casi 8 años de educación, puedo decir que lo he logrado, que crié a mis hijas de la mejor manera posible.

Mis noches son más tranquilas pero duermo con un ojo cerrado y otro abierto en caso de que me necesiten. Mis días son el 70% de mi familia y eso me enorgullece y llena mi corazón; otro 20% lo dedico a mi trabajo, gustos y aficiones y creo que el 10% restante lo uso para seguir pensando en cómo seguir cuidando a los que amo, a esos dos pequeños motores que mueven mi vida y a ese gran hombre que la vida me puso en el camino y con el que pude cumplir mi gran sueño de ser MADRE.

___________________________________________

Before I became a mother my life was completely different. I went out with my friends to different places, I could spend the whole day in a shopping center without getting tired, I did several activities at the same time without feeling that my body could not anymore...

All this changed when at 28 years old; God gave me one of the greatest gifts of my life: my daughter Nicole.

At first it was difficult to fit into the variable sleep schedules that motherhood brings, but with the time, my body was accepted it and I became an expert getting up at dawn to feed and care for my little girl.

Things got better when Nicole became more independent. Since then I have been working on my projects and I have fought for my dreams.

It was in 2012 when my second daughter was born that I began to feel tired more often. My life would not be the same and I had it very clear!

Although being a mother is a blessing, I have always recognized that women in general are warriors but there is no doubt that when a woman is a mother she becomes a heroine. The children make us more sensitive, fuller of love and kindness, those little human that we carry during 9 months in our belly, become the main reason of our daily life.

Melanie, my second daughter, came by surprise because I did not know I was pregnant but I was clear that something beautiful was happening in my body.

Today, after almost 8 years of upbringing, I can say that I have achieved it, that I have raised my daughters in the best possible way.

My nights are quieter but I sleep with one eye closed and another open in case they need me. My days are 70% of my family and that makes me proud and fills my heart; another 20% I dedicate to my work, tastes and hobbies and I think the remaining 10% I use it to continue thinking how to continue caring for those I love, those two small engines that move my life and that great man that life put me on the road and with which I was able to fulfill my great dream of being a MOTHER.
Compartir en Google Plus

Acerca de Red Mujeres x El Mundo

Si eres MUJER llegaste al lugar indicado. Aquí hablamos de todo porque las #Mujeres estamos en TODO. Contacto: info@redmamasbloguerasxelmundo.com

Instagram

¡Si te gustan nuestros contenidos escribe tu email a continuación y no te pierdas ninguna novedad!

No olvides seguirnos en Facebook

¡Los post más leídos en el último mes!

//]]>